b2aMuchos propietarios piensan que es momento de remodelar su cocina cuando sus gabinetes se ven usados, sus losas se rompieron o los enseres eléctricos ya lucen muy anticuados, sin embargo hay algunas razones no precisamente estéticas que son indispensables y pueden indicarte que es momento de hacerle una muy merecida transformación..

He aquí algunos puntos que te ayudaran como guía a reconocer la necesidad y la oportunidad que se te presenta para mejorar, transformar, solucionar y maximizar el espacio de tu cocina:

1. Espacio suficiente: ¿Estás satisfecho con la cantidad de espacio de "counter", con el espacio en los gabinetes y con el espacio de la cocina en general? La ubicación del refrigerador o de la estufa puede restarte pies cuadrado muy valiosos.

2. Áreas de paso: ¿puedes moverte con libertad en la cocina? Si hay más de un cocinero en casa es probable que consideres la posibilidad de tener más espacio disponible para caminar libremente en el área de trabajo. Si ya te diste cuenta de que eso es lo que necesitas, puedes optar por remodelar tu cocina y hacer la más abierta. Además es perfecta para interactuar con las otras áreas de la casa. Se recomienda que un pasillo de trabajo en la cocina debe contar mínimo con 42 pulgadas de ancho y si hay más de un cocinero 48 pulgadas.

3. ¿Hay niños en casa?: Este también es un factor para renovar el diseño de tu cocina. Si cuando planeaste la cocina todavía no tenías hijos es probable que no tomaste en cuenta las esquinas filosas, bordes, gavetas con broches de seguridad y la localización de enchufes. Por ejemplo, para la seguridad de los chicos, el horno de microondas debe ubicarse 3 pulgadas por debajo del hombro del principal usuario, pero no menos de 54 pulgadas sobre el suelo. Se recomienda que los tiradores sean en arco, esto evita que se quede la ropa enganchada y que los niños tropiecen con las esquinas.

4. Eficiencia: Si no has renovado tus enseres desde hace mucho, puede que te estén costando más dinero de lo esperado. Existen enseres eléctricos que te pueden ayudar a ahorrar una considerable cantidad de energía y por lo tanto, algunos dólares. Por ende vale la pena invertir y obtener beneficios a corto y largo plazo.

5. Diseño universal: ¿Has considerado que tu cocina no es funcional para alguien con discapacidad? ¿Te preguntas qué pasará en tu vejez cuando te dispongas a cocinar? Tal vez no lo necesitas ahora, pero alguien de tu familia sí. Por eso es importante que consideres a la hora de optar por un diseño que sea eficiente en distribución, alcance y en términos de espacio.

6. Más luz y ventilación: Si quieres optimizar el uso de la luz natural, la cual es de gran beneficio sin costo adicional. Se recomienda que no se cierren ventanas en el área de la cocina, y si tienes la oportunidad agrandar el espacio de la misma. Esto ayuda a aclara con luz natural la cocina y ayuda también como extractor natural. Utilizar laminados claros también ayudan a reflejar la luz y por ende la sensación de el espacio es más clara y amplia.