b1aEste blog está hecho para ayudarte a visualizar y renovar tu espacio,  transmitir los conocimientos y experiencias para el bienestar de los integrantes del hogar. Tratar con las tendencias de hoy día, y llevarte de la mano a través de este proceso en el que quieres remodelar tu cocina, baño, sala, ect.

Las remodelaciones traen consigo nuevos aires, sentimientos, emociones y alegría.  Como un juguete nuevo que queremos utilizar  todo el día, como, esa cartera que quieres lucir a todas tus amistades, esas vajillas nuevas que quieres enseñar utilizando recetas nuevas para sorprender a tu familia.  Las remodelaciones en el hogar son oportunidades para cambiar, modernizar, ajustar y transformar el espacio para beneficio tuyo y de los tuyos.  Nuestra misión es acompañarte en el proceso de transformación y celebrar el resultado satisfactorio contigo.

Me gustaría comenzar con lo que para mí es el punto focal del hogar, el llamado vértice, donde todos los espacios convergen, La Cocina, uno de los espacios mas concurridos del hogar. Cuando observamos los planos de una casa, residencia o apartamento, que queremos comprar, alquilar, o construir, hay dos cosas que rápido nos fijamos y buscamos en los planos;  uno: cuán grande es la cocina y dos: cuán grande es el cuarto master.  Ya que, como todos sabemos ningún hogar esta completo sin una buena cocina, un espacio en donde podemos compartir, cocinar, hacer historias, nuestro café de la mañana, mientras le servimos el desayuno a nuestros hijos y el vivinito en la noche leyendo un buen libro de recetas para sorprender a los tuyos en una rica cena en familia.

Durante años la cocina ha sido observada desde el punto de limpieza, almacenaje.  Estar entre ollas, platos y libros de recetas,  cubriéndose de colores sobrios, potes, solidez en los muebles y equipos de limpieza en las esquinas.  Un espacio para cocinar y almacenar, nada mas que fregar y cortar, freír y salir corriendo para poder compartir con la familia viendo su programa favorito en la televisión.​ De un lugar de trabajo a un lugar que toma vida propia y que tiende a añadirse a los espacios de estar y compartir. Se abre hacia la sala, estimulando a la inclusión y representación, ya no más un espacio de esclavitud sino, uno de compartir y estar juntos en familia.

Para darle ese toque único hay que conocer las necesidades del espacio, escucharlas y responder a ellas, para brindarle el resultado perfecto e integrarse a lo existente, sin renunciar a lo estético.